29 oct. 2010

Choiva (lluvia en gallego)

Tengo calor y me encanta.

Me encanta arriesgarme contigo,
salir a la intemperie,
y mojarme con la lluvia.

Lluvia que cae por mi piel,
en gotas puras, inmaculadas,
por la comisura de mis labios,
deslizándose por mi barbilla,
para, inexorablemente,
morir en el suelo.



Y en ese momento lo único que deseo,
es abrir mi boca,
deseoso de sentir la choiva
caer sobre mi lengua,
caliente en este caluroso agosto.

Tu lluvia me calma, me llena,
y entre relámpagos,
pierdo la calma,
mi corazón exaltas,
y en plenitud, bajo la lluvia,
los dos, calados los huesos,
en fuerte abrazo,
morimos fulminados,
descargada la tormenta
de energías negativas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Puede dejar su comentario. Los comentarios descalificativos o sin relación ninguna con el tema tratado serán eliminados sin previo aviso. Antes de plantear una duda, asegúrate de que la respuesta no está en otra entrada del tema visitando la etiqueta que hay al final del artículo para verlos todos; muchas veces lo que planteas puede haber sido corregido o comentado en otra entrada posterior.