15 ago. 2018

Imprime tus marca-páginas en 3D: Da rienda suelta a tu vena creativa con las impresoras 3D

Marcapáginas impreso en ABS
Una impresora 3D nos abre muchas posibilidades, entre ellas crear tus propios objetos, repuestos... o como os enseñaré rápidamente, podemos sacar nuestra vena artista y trasladar un logotipo sencillo a 3D y darle volumen en poco tiempo, modelando, creando el código G e imprimiendo.
En esta ocasión vamos a convertir el logo de La I Crítica en un práctico marca-páginas para nuestros libros favoritos. Se puede usar cualquier programa 3D que conozcáis, pero si sois nuevos en este mundillo, os recomiendo empezar usando Sketchup (más indicaciones al final del texto).
Sketchup es tan intuitivo y ágil que lo usan desde arquitectos a aficionados, y vamos a ver cómo llevar a 3D el logo "vectorizando" una imagen para luego darle volumen, de forma manual. Tenemos miles de tutoriales en Youtube, tanto oficiales como de aficionados.
Primero, importaremos la imagen a trazar, en el menú Archivo -> Importar e indicando en el tipo de archivo "Imagen", pinchamos donde deseemos y la dejamos al tamaño deseado (indicando si queremos los milímetros de largo con el teclado); al final podremos ajustar el tamaño.



Vamos dibujando líneas y arcos de tres puntos, comprobando por debajo cómo va quedando; no os preocupéis si no está perfecto, es mejor retocar al final las curvas que no queden del todo finas:





Revisad bien que no haya líneas de más, aunque en cuanto cerréis el dibujo, Sketchup lo rellena de otro color, dando a entender que la figura está cerrada.




Con la herramienta "Empujar/tirar" podemos darle el volumen que queramos, abajo a la derecha se puede indicar la medida exacta.


Para un marcapáginas es suficiente con que tenga 1 mm. de espesor:




Una vez que le hemos dado volumen con la herramienta empujar/tirar, necesitaremos comprobar que la pieza es un sólido totalmente cerrado, para ello es recomendable utilizar la extensión de Sketchup "Solid Inspector 2": https://extensions.sketchup.com/es/content/solid-inspector%C2%B2
que corrige algunos errores, como la posición de los polígonos (la cara gris debe estar hacia el exterior):

Revisamos los posibles errores, los que no corrija con "fix all" nos los indica con un recuadro rojo sobre el dibujo,  una vez que el sólido es correcto, indicará que "Everything is shiny"; ya podemos exportarlo para imprimir.



Para ello, o bien lo exportamos como 3D y con otro programa lo convertimos a STL, o bien instalamos otra extensión, export-stl: https://extensions.sketchup.com/en/content/sketchup-stl


Ahora el segundo paso importamos el STL a nuestro programa favorito para generar el programa CNC, yo suelo usar el Cura de Ultimaker, de uso libre. En el botón de escala, podemos cambiar el tamaño al que deseemos:



Comprobamos con la opción de ver capas, si éstas se realizan correctamente (si el stl no es correcto, algunas capas no las realizaría, viendo un hueco en el camino que sigue):



Guardamos el programa-G para pasarlo a la impresora:


Y lo ejecutamos en nuestra impresora:



Lo ideal, si queremos que la pieza sea duradera, es usar el material ABS o similar, pues el PLA, aunque fácil de utilizar, tiene el problema de que con el tiempo absorbe humedad, volviéndose frágil y quebradizo.


El ABS es muy flexible y a la vez resistente:



Probamos el prototipo, como véis el resultado es bastante bueno, y podéis hacerlos mucho más complejos, por ej. con el programa de uso gratuito Meshmixer podemos modelarlo fácilmente, ponerle letras en relieve, etc:



Sobre el Sketchup:
Hay disponible una versión gratuíta, Sketchup Make, disponible para estudiantes y docentes. También tenemos disponible gratuitamente Sketchup 8, ya que el programa era de Google hasta la versión 8.0.16846, y podemos descargarlo directamente desde su página: http://dl.google.com/sketchup/GoogleSketchUpWES.exe

Puede venirnos bien un plugin para limpiar el objeto, simplificándolo para poder modificarlo más facilmente con sketchup_cleanup: http://gerdslab.com/es/sketchup_cleanup