25 ene. 2016

Limpieza a fondo anual de una estufa de pellets


Las estufas de pellets son de lo más eficiente, ecológico y económico para calentar una casa actualmente, bondades que vengo comentando en este blog desde hace años.
Sin embargo no son de lo más cómodo, aunque sean programables, ya que hay que limpiarlas de cenizas una vez a la semana, y necesitan una limpieza profunda una vez al año (más a menudo si el pellet es de baja calidad), además de la necesidad de un pequeño almacén de pellet y tener que recargarlas con frecuencia dependiendo de la capacidad de su depósito, pero estos pequeños inconvenientes son en realidad ventajas; los sacos sólo pesan 15 kg. y nos mantienen en forma, y la visión de una hogareña llama mientras disfrutas de la cena no tiene precio :).

Os comentaré los pasos a dar para limpiar a fondo todos los conductos de una "Last Calor" de aire, aunque se puede aplicar a estufas de otras marcas, con unas fotos y un vídeo explicativos de todo el proceso. Las hidroestufas llevarán un mantenimiento diferente.


CONSEJO: No os dejéis seducir por pellet importado de productos reciclados; comprar pellet barato puede salirnos caro, al aumentar la frecuencia de las limpiezas y bajando el rendimiento tanto o más que el ahorro que nos haya supuesto. El pellet de baja calidad sólo es recomendable en grandes calderas de pellet de más de 15 KW de potencia, donde el tamaño de sus componentes y auto-limpieza evita en gran medida los inconvenientes de mayor porcentaje de cenizas y humedad.
Limpiamos primero el cenicero de la forma habitual; retirando la ceniza y los restos con un aspirador de cenizas (también puede valer un viejo aspirador para ello):




Y procedemos, según lo requiera nuestro modelo de estufa, a soltar las tapas para el acceso al conducto de humos para su limpieza:



Llegaremos al intercambiador de calor y un deflector de aire; soltamos los tornillos de los laterales para retirar el conjunto tapa/deflector:
(ATENCIÓN: Aunque yo no los quito, la chapa-deflector de aire superior venía atornillada a la parte trasera con dos tornillos, pero los eliminé la primera vez pues eran de difícil acceso por el depósito de pellet y ya quedaba bien sujeta con los tornillos principales).

Limpiamos la tapa que hace la función de disipador de calor (fabricado en acero fundido para aguantar las altas temperaturas) hasta que quede bien limpio:


Podemos apreciar la ceniza que termina adherida a las paredes:


Para la limpieza del largo intercambiador de calor hace falta un cepillo con cerdas flexibles como el de la foto; nosotros lo adquirimos en una ferretería del barrio:


Limpiamos con un cepillo deshollinador el paso de humos con cuidado de no dañar la junta de fibra que da estanqueidad a la tapa:


Para lograr la máxima eficiencia tiene un estrecho paso para los humos, donde se maximiza la superficie de contacto para que el ventilador de palas extraiga todo el calor al ventilar la chapa por donde pasan.
Cuanto más limpio esté este paso, mejor transferencia y mayor eficiencia conseguiremos de la estufa.
Es un paso bastante alto, el cepillo de limpieza casi entra entero:


Volvemos a montar:


También podemos utilizar un atornillador con una boca adecuada:


Limpieza del registro inferior previo al extractor de humos

Suelen llevar un registro que nos lleva a un hueco en la parte inferior donde las cenizas que logran subir por el intercambiador de calor caen acumulándose antes del motor extractor de humos:


Lleva una goma resistente al calor que hay que retirar con cuidado, yo tuve que usar un cutter la primera vez de lo bien adherida que estaba; si se daña puede sustituirse por un trozo de fibra de vidrio o lana de roca:


La cantidad de ceniza acumulada tras meses de uso no es nada despreciable:


Aspiramos ayudándonos de una linterna para llegar a todos los recovecos:



Este es el aspecto que tiene una vez limpio el registro; lleva una chapa cuya función es desviar los humos para forzar a las cenizas a quedarse en la parte inferior y no salir por el agujero del extractor que se ve en el fondo:


Finalmente, cada tres años (aprox. pues depende del uso, tipo de combustible, caldera, etc) comprobamos el registro de cenizas de la salida de la chimenea (imprescindible para evitar acumulaciones en el codo inferior que puedan sobrecargar al extractor de humos), que es donde menos ceniza se acumula:



Más info:
Funcionamiento de la caldera de pellets KWB Easyfire

7 comentarios:

  1. Hola David,estoy alucinado por la cantidad de información que nos das.
    Tengo una estufa de pellets y me da pena tener sólo calor en la habitación que esta la estufa, estoy pensando poner un serpentin de cobre dentro del interior del quemador o sea donde esta la llama,por supuesto con la instalación completa, bomba, vaso de expansión, válvula, etc,etc y así aprovechar la instalación de radiadores que ya tengo.David,lo crees posible, muchas gracias anticipadas, un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas Lolo, me alegro que te sea útil, para eso está. Hay mucha información en internet de más gente altruista de la que yo también me he beneficiado, qué menos que poner mis granitos de arena ;)
      Bueno, al tema... claro que se puede adaptar, de hecho adaptar una estufa de pellets de calentamiento por aire, dependiendo de cómo esté diseñada, puede ser lo más sencillo del mundo.
      En la mía estaba pensando en sustituir la tapa de forjado que lleva encima (el que desatornillo y limpio) y que sirve de intercambiador primario por una chapa de inox. con un serpentín soldado; lo bueno que tiene es que, si le sueldas las chapas necesarias para aumentar la superficie de contacto con el aire, puedes evitar que suba de una cierta temperatura al estar el ventilador eliminando el exceso, como pasa en el radiador de los coches, con lo que es totalmente seguro aunque la bomba circuladora se pare; mientras no se pare el ventilador y la bomba a la vez, seguiremos aportando parte del calor a los radiadores y parte a través del aire al local donde esté.
      A ver si me pongo a ello un día de estos y te aviso con un correo, saludos!

      Eliminar
    2. Hola David, es verdad no había caído en ese tema, lo que no te puse anteriormente es que medí los grados de temperatura dentro del quemador y me dio unos 250 y como el cobre funde a unos 1000 grados no habría problema, entonces te parece mejor tu idea?, un saludo grande y muchas gracias.
      Por cierto te he escrito con el mismo tema te menajes,es que me lio con lo de seleccionar perfil. Perdoname

      Eliminar
    3. Ése no es el problema, el problema va a ser que, si se te para la bomba, la presión del vapor dentro del tubo va a reventarlo causando perforaciones (además el cobre se ablanda bastante ya a 100ºC), lo tengo comprobado con los primeros serpentines de cobre que hice; ahora ya sólo los hago en acero inox.
      Como te digo, mejor sustituir el intercambiador de forjado; quiero hacerlo este invierno, estate atento al blog.

      Eliminar
    4. Gracias David,estaré atento a tus comentarios e instrucciones, muchas gracias de nuevo y feliz navidad para ti y tu familia al mismo tiempo aprovecho para felicitar a todos los que siguen este blok. Un abrazo. Lolo Gómez

      Eliminar
  2. David yo tengo una chimenea de pellet insertable y mi pregunta es si se aplica lo mismo para la limpieza en la misma, gracias y un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues hombre... yo lo veo totalmente diferente; es mucho más sencillo y te vale con una simple pala pequeña para recoger las cenizas, ya que no tiene circuitos de recirculación como la de pellet. Saludos!

      Eliminar

Puede dejar su comentario. Los comentarios descalificativos o sin relación ninguna con el tema tratado serán eliminados sin previo aviso. Antes de plantear una duda, asegúrate de que la respuesta no está en otra entrada del tema visitando la etiqueta que hay al final del artículo para verlos todos; muchas veces lo que planteas puede haber sido corregido o comentado en otra entrada posterior.