22 mar. 2017

Mantenimiento del captador solar térmico casero

Captador ya reparado
Hola queridos lectores, no sé por vuestra zona, pero por aquí en el norte de España hemos tenido un febrero de 2017 muy ventoso, con rachas de más de 100 kms/h (algún tipo de ciclogénesis), tan fuerte que ha llegado a arrancar literalmente uno de los paneles de policarbonato celular, y tras el ruido, nos lo hemos encontrado, empujado por el viento, literalmente, ¡contra un árbol!


Con lo ligero que es (1 cm de ancho y 1 mm de pared), a saber dónde nos lo hubiéramos encontrado si no llega a estar el árbol en medio de su trayectoria. Hasta tenía una marca color marrón, señal de que antes de llegar allí golpeó con las tejas de la casa, rajándolo parcialmente.


Pero esto no hubiera pasado si los paneles hubieran estado correctamente anclados, y la madera mejor protegida. Por un lado, la madera de los extremos sufría las inclemencias de la lluvia, pudríendola, debería ponerla más resguardada. Y por otro, los tirafondos que sujetaban los paneles sólo se sujetaban a dichas maderas, cuando deberían haberla atravesado y sujetarse en la rígida tejabana de metal, mucho más segura.

Así que tocaba reparar la base, porque sale muy a cuenta a la hora de ahorrarnos gas.
Ahora, con la pantalla Arduino, calcula aproximadamente los KW ahorrados de energía, y en tres meses que lleva funcionando, ya lleva 15.000 kW, de los que un 60% serán procedentes de la biomasa. Así que en un año calculo que mínimo nos ahorramos 24.000 kW de gas, que al precio que está, nos hemos ahorrado unos 1.000€ anuales aprovechando la energía del sol, y en 7 años que lleva el sistema... se ha pagado ya unas cuantas veces. Nunca me canso de insistir que tenemos que aprovechar más la energía del sol, estamos tirando la energía, que encima es importada y fósil (gas).
Manos a la obra
Lo primero fue desatornillar los tirafondos restantes con una llave de vaso y un destornillador a batería, soltar los tubos y apartarlos donde no estorbaran:


Podéis ver el estado de la madera, daba pena verla:



Aprovechamos la reforma para mejorar el aislamiento de la parte inferior. Coloqué tiras de poliestireno extruído, pegadas con un poco de silicona en las zonas de contacto con la tejabana:


Para cortarlas me ayudé de una regla y una cuchilla o cutter, con los cortes inclinados según la forma de las tejabanas:


Según los colocaba, dejaba pesos, ladrillos refractarios, de 1 kg. cada uno, para asegurar de que quedaran en su sitio. La longitud sería aproximadamente la misma que taparía la base del captador, más corta que antes para que no se mojara:


Seguidamente coloqué planchas de madera fina, en este caso tapas de cajas, con un grosor de 5 mm. en el centro y 2 cm. en el marco, que dejé hacia abajo. El proceso es muy similar al ya realizado anteriormente en la versión anterior del captador; con silicona tapando las juntas para evitar corrientes de aire:


Vamos atornillando con tirafondos rosca-chapa de 10 mm. de cabeza y 9 cm de largo la madera a las cumbres de la tejabana, primero haciendo un agujero pasante con una broca HSS-Co más fina que los tirafondos para evitar rajar la madera y agilizar el trabajo.


Antes de pintar de negro, apliqué una pintura protectora para madera (ésta es de pino de mala calidad) para protegerla por más tiempo, en las zonas donde estuviera expuesta:


Una vez todo atornillado, pinté con pintura negra mate toda la base:


Coloqué posteriormente el marco donde se anclarían las tapas transparentes, listones de madera de la misma altura que los tubos, de madera resistente a la humedad (utilizada para rodapiés) y tirafondeada con tornillos grandes a la madera, y luego pintados igual que el resto:


En este punto se me ocurrió otra mejora. Para proteger mejor del viento y lluvia, el extremo inferior se deja sin levantar, de forma que el policarbonato quede en curva, cerrando, ya que anclaremos también el extremo directamente a la tejabana:


Colocamos de nuevo el circuito de tubo inox. con planchas de aluminio, y lo conectamos de nuevo:



Lo pintaremos otra vez, no sin antes sujetarlo con algunos tirafondos a la base para que no se desplace:




Esta vez las conexiones quedan en el exterior, por lo que será de más fácil mantenimiento:


Con la pintura seca, al día siguiente colocamos de nuevo las planchas de policarbonato en su sitio, todavía conservan un 90% de su transparencia. Para evitar pérdidas, antes de colocarla apliqué un cordón de silicona por todo el contorno (en la foto todavía no se había aplicado):


Un atornillador potente y el mismo procedimiento, pero esta vez buscando las cumbreras de la tejabana, para que quede bien seguro y mucho más duradero. Es conveniente dejar 30 cms entre tornillo y tornillo, para las posibles dilataciones del calor del verano.
Los tirafondos es imprescindible colocarlos con arandela con goma, para coger más superficie y quede más seguro, ya que el policarbonato endurece y fragiliza con el sol.
Solapamos 10 cms los paneles, zona en la que aplico silicona translúcida neutra, dejando en las uniones 20 cms sin tornillos de margen para dilataciones.


Y éste es el aspecto que va tomando:


Finalmente atornillo, cada 40 cms, también la esquina a la chapa:


Se aprecia una mayor caída que ayudará a desaguar el extremo, impidiendo a su vez que las rachas de viento tengan mayor hueco por donde meter presión:


Y esto es todo, el captador queda reparado, esperemos que para 20 años más (sólo tendremos que cambiarlo cuando blanquee demasiado). 
En la próxima entrada veremos cómo he aislado mejor 20 m de tubos que van al depósito. ¡Gracias por leerme!
Actualización 6/04/17: Se puede comprobar cómo con los primeros calores, la tapa dobla hacia arriba, como lo hacía antes; es importante dejar margen entre amarre y amarre como se indicaba, con los agujeros de los tornillos con 3 mm. de holgura para que no agriete/rompa:


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Puede dejar su comentario. Los comentarios descalificativos o sin relación ninguna con el tema tratado serán eliminados sin previo aviso. Antes de plantear una duda, asegúrate de que la respuesta no está en otra entrada del tema visitando la etiqueta que hay al final del artículo para verlos todos; muchas veces lo que planteas puede haber sido corregido o comentado en otra entrada posterior.