31 ago. 2009

Los frentes de la actual crisis económica


Cuando se oye hablar de la crisis económica que azota a nuestro país y al mundo, la mayoría hablan de crisis monetaria, de falta de liquidez bancaria, de hipotecas "basura", etc
Sin embargo, esta crisis tiene múltiples frentes que no harán sino alargar el proceso hasta dentro de unos cuantos años. Es probable que el 2010 sea el peor año de todos, es probable que los gobiernos actuales (que hagan lo que hagan sólo conseguirán aliviar un poco el dolor de la herida) y los económicamente débiles sean los más maltradados por esta crisis, porque aparte de una crisis monetaria también lo es energética y climática.

No quiero ser alarmista, pero seamos objetivos. España cada vez es más seca, los alimentos más caros de obtener, la energía (cada vez más escasa) más cara de importar (y a pesar de ello es cada vez más despilfarrada).
La gente va con el chip equivocado; no vive mejor quien puede gastar más, quien tiene mejor decorada (con maderas muchas veces que vienen de países en vías de desarrollo) e iluminada la casa, quien visita más partes del mundo (toneladas de combustible), sino quien vive en simbiosis con su entorno, quien da tanto como recibe de la naturaleza.
No estoy promoviendo vivir como un mendigo, sino promover la reutilización, lo renovable, cero basuras.

Todavía recuerdo cuando en casa de mis padres no se generaba apenas basura; la huerta nos daba el 90% de la comida (sólo la leche y la carne las comprábamos, envueltas en envases más ecológicos que los actuales). Todavía hay caseríos autosuficientes; la energía proviene de los bosques de alrededor, y la comida de sus terrenos. Tenemos que apostar por este modelo de vida.
El impulso de las renovables, en el caso de la eólica, es de elogiar, pero otras incluso más rentables, como la térmica (calentando el agua con el sol) están todavía olvidadas y minusvaloradas.
Lo veo en donde vivo, con los vecinos, las empresas de mi alrededor; gente que podía estar ahorrando mucho en la factura de gas con esta energía renovable, que con su mente cerrada y obtusa a nuevas posibilidades, rechaza de plano este tipo de inversiones sin siquiera hacer un estudio económico.

Y me da mucha pena. Porque las energías renovables son el camino para el progreso, para reducir el efecto invernadero, impulsar la economía y evitar la desertización de España. Cada Euro invertido en renovables, retornará durante miles de años en la calidad de vida de nuestros descendientes, actualmente no hay mejor inversión posible.

¿Por qué estamos tan ciegos que no reaccionamos hasta que estamos al borde del precipicio?


Actualización; a modo de información añado artículos que he leído después sobre el tema:

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Puede dejar su comentario. Los comentarios descalificativos o sin relación ninguna con el tema tratado serán eliminados sin previo aviso. Antes de plantear una duda, asegúrate de que la respuesta no está en otra entrada del tema visitando la etiqueta que hay al final del artículo para verlos todos; muchas veces lo que planteas puede haber sido corregido o comentado en otra entrada posterior.