17 ene. 2010

Si tu saltas, yo salto


Lo sencillo hubiera sido éso,
decir "de acuerdo, si tú saltas, yo salto",
pero la sensated y responsabilidad me pudieron,
me pudieron por encima de las mariposas que sentía,
cada vez que te veía.

Sí, tal vez soy un cobarde,
aunque creí haberte demostrado lo contrario,
cuando me enfrenté a todos mis enemigos,
y a todos mis temores,
sólo por tenerte a mi lado.

Cuando estar a tu lado,
se convirtió en una tortura y un martirio,
lo siento en el alma, pero ahí se acaba.
Aunque más siento,
no haber tenido el aliento y la palabra,
haber sabido explicar,
mi dolor y mi agonía.

Cuando algo tan bello se pierde,
como caen los pétalos de una rosa,
sólo el amor y el cariño,
logra devolverla a la vida.

Porqué te obstinas en llamar amor
lo que tú sentías,
si cada día demostrabas sin querer,
que era tan sólo amistad.

No quiero volver a hablar del pasado,
tan sólo del presente y futuro,
no tiene sentido recordar los errores,
que por inmadurez cometimos.

No es por tu belleza,
no es por tu cordura ni tu locura,
no es por tus ganas de vivir,
ni por tus ganas de ser feliz,
ni por tus ganas de sufrir.

Tampoco por tu altivez,
ni tu inquietud,
ni tu inconformismo,
ni tu melancolía,
ni tu alegría,
ni tu sonrisa.

Ni siquiera por tu fuerza
que hace poco aplastó a unos pocos de nosotros,
ni siquiera.

Era sólo por tu integridad,
por escuchar aunque nunca nada dijeras,
y por tu cariño.

Quisiera no haber sido tan sensible
y a la vez tan despiadado,
lo siento pero fué mi amor propio,
que se defendía como gato panza arriba,
convencido como estaba
de que ya no me querías.

Perdóname,
y todo será diferente.
Tal vez no vayamos a cambiar,
somos humanos,
sólo te pido el mismo perdón
que yo te dí
cuando iba todo tan mal entre nosotros.

Perdóname
y volveré a acariciar
tu frágil vida,
tu dulce y fértil lecho,
a cuidarte y mimarte,
como nadie lo hará jamás.

Deja que vuelva a plantar en tí
árboles que recuperen del aire
entre gemidos y susurros al viento,
ese veneno que decidí soltar,
insensato de mí.

Sólo necesito
verte crecer para ser feliz.
Sin tí no puedo seguir,
mi bosque, mi pantano,
mis montañas,
olas que golpean sin cesar,
mi vida,

mi única debilidad eres tú.

Texto dedicado a la Naturaleza, a la que ojalá este año le prodiguemos más amor. (¿o qué os creíais? jejeje)

5 comentarios:

  1. hermosas palabras... =) ... ojala podamos reconstruir lo q sin pensar destruimos. ojala...ojala q este año sea la diferencia, el inicio de un nuevo mundo..en nuestro mundo.

    saludos! q sts bn.

    ResponderEliminar
  2. Gracias, MakTuB. Cuídate.

    ResponderEliminar
  3. sin palabras

    ResponderEliminar
  4. siempre pasando. muy muy xvr tus entradas antiguas...deveras de mucha ayuda y la info!!! ^^

    q andes bien, salu2 =)

    ResponderEliminar
  5. Gracias, se agradecen tus visitas. Igualmente!

    ResponderEliminar

Puede dejar su comentario. Los comentarios descalificativos o sin relación ninguna con el tema tratado serán eliminados sin previo aviso. Antes de plantear una duda, asegúrate de que la respuesta no está en otra entrada del tema visitando la etiqueta que hay al final del artículo para verlos todos; muchas veces lo que planteas puede haber sido corregido o comentado en otra entrada posterior.