14 nov. 2008

Aislando el colector solar térmico casero

Como comenté en el tutorial anterior, si queremos obtener el máximo rendimiento de nuestro captador solar térmico casero, debemos aislarlo convenientemente.

Para ello he utilizado espuma de poliuretano, trozos de porexpan y una tabla de melamina (ocumen) para dar cuerpo. Hubiera sido mucho más sencillo y rápido haberlo hecho antes de ponerlo en su sitio, ya que de esta forma la espuma sería mucho más fácil de aplicar e incluso con poner trozos de porexpan pegados hubiera sido suficiente; en este caso he utilizado las dos soluciones en este prototipo.


Para sujetarlo todo en su sitio mientras la espuma coge cuerpo (aumenta tres veces su tamaño) he utilizado trozos de varilla corrugada (utilizada en construcción) curvadas; las tenazas más baratas del mundo.



He colocado una fina madera, un poco separada para poder maniobrar con el bote de espuma.





El captador solar de metal preparado para aislarse:






Tras aplicar la espuma, con cuidado de no introducir demasiada en un punto, y repartirla uniformemente (si el captador no tiene divisiones se caerá toda a la parte inferior), he tapado los laterales y la parte superior con tiras de porexpan, para evitar que la lluvia cayera sobre la tabla (tendería a hincharse y estropearse).





Y éste es el resultado final






No hay comentarios:

Publicar un comentario

Puede dejar su comentario. Los comentarios descalificativos o sin relación ninguna con el tema tratado serán eliminados sin previo aviso. Antes de plantear una duda, asegúrate de que la respuesta no está en otra entrada del tema visitando la etiqueta que hay al final del artículo para verlos todos; muchas veces lo que planteas puede haber sido corregido o comentado en otra entrada posterior.