26 mar. 2009

Las antenas de telefonía: Polémica vecinal


¿Son o no son perjudiciales para la salud las antenas de telefonía móvil?
Es un debate que seguirá abierto durante muchos años, mientras el cáncer siga cobrándose víctimas cada vez más numerosas.
Yo no sé si afectan o no para que las células adopten mutaciones de su ADN peligrosas y cancerígenas (el ADN contiene mecanismos de protección contra mutaciones "no evolutivas"), sin embargo hoy en día estamos tan irradiados por ondas electromagnéticas que antes no existían o en muy baja intensidad, que uno se pregunta si fué antes el huevo o la gallina.



La última persona que conocía que murió por esta cruel enfermedad trabajó toda su vida con ordenadores, desde los años 80. ¿Le Afectaron? Seguramente sí. No digo que su cuerpo no estuviera predispuesto a desarrollarlo, pero sin duda favoreció estar tanto tiempo expuesta.
Seguro que tú también conoces a alguien. ¿Existía tan frecuentemente en el pasado o es que la gente no vivía lo suficiente? De momento no lo sabemos.

Lo único que sé es que será la lacra del siglo XXI en el mundo desarrollado.

Y tú, ¿qué opinas? ¿Estoy equivocado?

6 comentarios:

  1. Pues yo no sé qué pensar al respecto. La verdad es que nadie ha demostrado claramente la relación entre las radiaciones y problemas de salud, aunque todos conocemos casos muy sospechosos.

    En este folleto de la AECC (entidad poco sospechosa de ser pro-móviles) parece que afirman claramente que no la hay:

    http://www.gencat.cat/mediamb/sosten/telf/pdf/aecc.pdf

    En cualquier caso, podría ser que fuera dentro de 20 años cuando se descubrieran todos los potenciales problemas y para entonces... ¡todos afectados!

    El problema con esto, así como con otras cosas como los combustibles fósiles, el calentamiento o el tabaco es que hay muchísimos intereses económicos detrás.

    ResponderEliminar
  2. Gracias por aportar tan interesante documento. Según el documento, la peligrosidad aumenta según aumenta la exposición y la intensidad de las ondas electromagnéticas aumentan.
    También dice que exposiciones bajas representan un riesgo muy pequeño para la salud.
    La O.M.S. ha concluido que los campos
    electromagnéticos de baja frecuencia deben considerarse como “posible
    carcinógeno humano”, según dicho texto, así que no lo descartan del todo.

    Finalmente, para concluir, creo que existen en la sociedad desarrollada "carcinógenos" mucho más peligrosos que las radiaciones, aunque no sean "ionizantes"; el sedentarismo, la mala alimentación y la radiación solar son las principales causas, y de lejos le siguen las radiaciones electromagnéticas.
    Estas antenas, mientras no estés a menos de 10 metros y en medio del haz de emisión de la antena, no suponen un riesgo serio para la salud, es lo que opino.

    Otra cosa es que afecten al descanso cerebral, interfiriendo un poco en su funcionamiento, pero no está demostrado; más bien la causa parece ser el estrés de nuestra sociedad.

    ResponderEliminar
  3. Ya que solicitas opiniones de los lectores, aquí va la mía.

    Mi opinión es que con el tema de antenas de telefonía deberíamos seguir un principio de precaución.

    Lo que vienen a demostrar los estudios es que _no_se_puede_demostrar_ que las antenas sean peligrosas, es decir, los estudios _no_ demuestran que las antenas sean inocuas. Y hay una diferencia importante.

    Si siguiésemos el principio de precaución, deberíamos considerar a las antenas peligrosas por principio, ponerlas bien alejadas de las viviendas, y seguir investigando; y cuando se demuestre realmente que son inocuas, instalarlas más cerca de las casas. Pero esta forma de actuar significaría mucho dinero perdido por las compañías, y en consecuencia, menos dinero recuadado por los que mandan.


    Sólo me gustaría que recordásemos la evolución que han tenido los procedimientos de seguridad en el manejo de la radiación nuclear: las dosis que los manuales de hace 40 años consideraban inocuas no aparecen como tales en los manuales actuales.

    Y por supuesto, el concepto principal es el producto "dosis" por "tiempo de exposición". Las dosis son muy pequeñas, pero si tienes una antena en el tejado de tu vivienda, emitiendo 24 horas al día, 365 días al año, el tiempo de exposición es brutal.

    Saludos, y gracias por seguir con tu blog.

    ResponderEliminar
  4. Muchas gracias a tí por leerlo, y por dejar tan interesante opinión. Estás en lo cierto, y el principio de precaución es dejar las antenas lo más lejos posible.
    El caso que nos preocupa es que pusieron esta antena muy cerca de las casas (a 10 mts) en principio para la televisión (retevisión), pero acabaron poniendo telefonía móvil.

    Y encima el alcalde juega al gato y al ratón, prometiendo quitarla y no sólo no la ha quitado, sino que ahora también ha añadido la TDT.
    Deberían al menos moverla colina arriba unos 100 mts, de esa forma la exposición de los vecinos sería casi nula...

    ResponderEliminar
  5. en el tema de las antenas, solo digo que toma emision electromagnetica es perjudicial, eso esta claro.

    Todos hablamos de las antenas.... pero ¿Y los moviles? esa antena que esta a 800 metros, si claro, radiacion te da, pero piensa que tu movil tiene que tener suficiente potencia para hacer el mismo recorrido con un minimo de calidad de cobertura... y eso si que lo tenemos pegado al oido....

    ResponderEliminar
  6. Ahí te doy toda la razón. Todos se quejan de las antenas, pero no pueden prescindir de los móviles. De hecho, el que más se queja es el que vive con el móvil pegado a la oreja... ver para creer. ¡Gracias por comentar!

    ResponderEliminar

Puede dejar su comentario. Los comentarios descalificativos o sin relación ninguna con el tema tratado serán eliminados sin previo aviso. Antes de plantear una duda, asegúrate de que la respuesta no está en otra entrada del tema visitando la etiqueta que hay al final del artículo para verlos todos; muchas veces lo que planteas puede haber sido corregido o comentado en otra entrada posterior.