21 abr. 2009

Aspire One vs eee PC 901

El otro día me dejaron un Acer Aspire One, y tuve la ocasión de comprobar las diferencias.



Básicamente se tratan de ordenadores de las mismas características; el mismo procesador Intel Atom, pantalla de 9 pulgadas y un rendimiento similar, lo único que cambia es lo siguiente:


  1. El Aspire One es un poco más grande, gracias a eso y a que han reducido el tamaño del pad para el ratón, han podido incorporar un teclado sensiblemente más grande y cómodo de usar.
  2. El Aspire One es 50 euros más caro, pero puede deberse a que lleva Windows preinstalado.
  3. La batería del Acer es de sólo 2 celdas, por lo que su duración no sobrepasa las dos horas (mientras que en el eee PC dura más de 5). Además, la batería de Litio-Ion de este modelo de sólo 4 meses ya estaba estropeada; estuvo 15 días totalmente vacía y terminó entrando en coma profundo (No dejéis nunca una batería totalmente descargada mucho tiempo, puede entrar en un estado en el que no se puede volver a cargar). Este es el riesgo de tener una batería de tan poca duración.
  4. El Acer lleva disco duro físico de 160 Gigas, por lo que se oye un murmullo (muy leve, eso sí) y si se te cae el portátil al suelo en funcionamiento podría estropearse.
Resumiento, me quedo con mi portátil eee PC 901. Lo único que mejora el Acer es el teclado, pero a cambio nos deja con una zona táctil para el ratón extremadamente pequeña, inmanejable correctamente. La duración de la batería es un asco, y el tamaño es ligeramente superior. La capacidad del disco duro es de agradecer, pero ¿quién necesita 160 Gigas en un netbook? Yo con los 46 GB que tengo (20 internos + 16 de una tarjeta) me sobran y bastan.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Puede dejar su comentario. Los comentarios descalificativos o sin relación ninguna con el tema tratado serán eliminados sin previo aviso. Antes de plantear una duda, asegúrate de que la respuesta no está en otra entrada del tema visitando la etiqueta que hay al final del artículo para verlos todos; muchas veces lo que planteas puede haber sido corregido o comentado en otra entrada posterior.