23 abr. 2009

El fallo de diseño de la XBOX 360

Intro.: En esta entrada analizamos el diseño interno de la XBOX 360 con vistas a mejorar su ventilación en otra entrada próxima y evitar las tres luces rojas.



La XBOX 360 de mi hermano volvió a fallar (y eso que era una Falcon), la segunda vez en menos de 6 meses que mostró las luces rojas. Empezó bloqueándose de vez en cuando, hasta que dejó de funcionar; estaba claro que el problema era falta de refrigeración.



Así que cuando nos llegó reparada al de dos semanas, la desarmé siguiendo este tutorial, y examinando la disposición de los disipadores de calor, el fallo de diseño es evidente.




Si os fijáis en la disposición de los disipadores, la circulación natural del aire es contraria a la disposición de los agujeros de ventilación de la carcasa.
Mientras que otras consolas como la PS3 (gran calidad de disipación = cero problemas y bajo ruído) u ordenadores como el Power Mac G5 favorecen que el aire circule de un lado al otro del equipo atravesando totalmente los disipadores, en la XBOX 360, a pesar de tener dos ventiladores, el aire es extraído de los laterales, quedando mal refrigerado el disipador central y sobre todo el de la tarjeta gráfica, cuando debería entrar por la parte delantera, tapada por el frontal de la 360.
El aire siempre busca la forma más fácil de pasar, y seguro que no irá desde el lado contrario de los disipadores por inteligencia propia, sino que se meterá directamente por delante.


La raíz del problema en la XBOX 360

Un diseño girado 90 grados de la placa base y/o disipadores hubiera costado muy poco a Microsoft y hubiera mejorado la ventilación un 50%; porque aunque los problemas han disminuído gracias a las mejoras en el diseño de los disipadores y al cambio de la tecnología de sus procesadores a una de menor tamaño y consumo, la raíz del problema es la circulación del aire, que debería ser de lado a lado (hasta las modernas placas Falcon tienen problemas de luces rojas en cuanto se llenan un poco de polvo).
Además, al colocar la GPU justo debajo del lector DVD, tienen que poner un disipador ultra delgado apoyado por un segundo pequeño disipador conectado con un "heat pipe" o tubo conductor de calor de cobre, lo cual es menos eficiente que un buen disipador conectado directamente.
Gran parte de los "anillos rojos de la muerte" son debidos al sobrecalentamiento de la GPU.

Parece que las nuevas placas Jasper podrían solucionar definitívamente los problemas (reduciendo el consumo de la GPU), y casi es mejor usar mucho la consola, y esperar que se estropee en los tres años de gracia que concede Microsoft, que mejorar de alguna forma su ventilación, pero para aquellos a los que se les acabó la garantía o quieren que su consola dure más allá de cuatro o cinco años, próximamente la modificaremos y os comentaremos los detalles.
Estas modificaciones pasarán por favorecer la circulación del aire en el sentido de la disposición de los disipadores (como hace la tobera de plástico conectada a los mismos) y/o añadir ventiladores internos que dirijan la circulación del aire fresco; a la vez que filtramos el aire para evitar la acumulación de polvo en los disipadores con unos filtros de alto rendimiento ;-) y colocados externamente, fáciles de limpiar. Estad al tanto.

Versiones de placas y disipadores de la XBOX 360:
Placa original Xenon (sólo placa y disipadores):



Placa Falcon (GPU de 90nm mal refrigerada; siguen los problemas de sobrecalentamiento):


Placa Zephir (cambian el disipador de aluminio por otro de cobre):
Imágenes cortesía de Microsoft

La nueva placa Jasper con GPU de 65nm es idéntica a la Falcon (vuelven a poner el disipador de aluminio; que retiene menos el polvo al llevar unas aletas más anchas... si es que los ingenieros no aprenderán...). Parece que la forma más fácil de saber si tienes placa Jasper, es ver en la parte de atrás de la consola su consumo, que pasa de 14 amperios a 12 (aunque esto sólo nos vale si la consola es nueva):


Imagen de Engadget

La GPU, al reducir su consumo reduce con ello su calentamiento, pero sigue sin ser una solución definitiva. Su problema seguirá siendo el polvo, como ya hemos comentado en este blog, todos los sistemas con ventilación activa requieren mantenimiento.

Todas las 360 terminarán fallando, mientras que es posible que menos del 5% de las PS3 fallen al cabo de 10 años (hasta ahora fallan 2 de cada 1000, un buen número).

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Puede dejar su comentario. Los comentarios descalificativos o sin relación ninguna con el tema tratado serán eliminados sin previo aviso. Antes de plantear una duda, asegúrate de que la respuesta no está en otra entrada del tema visitando la etiqueta que hay al final del artículo para verlos todos; muchas veces lo que planteas puede haber sido corregido o comentado en otra entrada posterior.