1 oct. 2009

La dama de mi jardín

Llegas, apareces, y ves mi jardín marchito.
No te importa, lo cuidas con mimo,
riegas el césped, le cantas a las flores,
y con una sonrisa, la primavera vuelve.

Hasta al árbol, omnipotente desde la altura,
le vuelven a brillar las hojas.
Hasta las lombrices, ocultas bajo la tierra,
celebran el agua fresca que las acaricia.

¡Cuánto añoraron los pájaros
cálidas frases que los animaran a volar!
¡Qué largo se hacía el camino para la hormiga
cuando ni una brizna de yerba alegraba su pasar!

Apareces, te quedas a escuchar el murmullo
de las hojas que al viento se arrullan,
el sol vuelve a brillar.

Las nuevas rosas, las orquídeas, las dalias,
que explotan bajo tu luz en mi jardín,
todas son para tí.

(c) Ringmaster

2 comentarios:

  1. Me gusta mucho el poema... creo que voy a usarlo con una chica... Tiene licencia CC? es broma...

    ResponderEliminar
  2. eeeeehh!! Sé original... al menos adáptalo a tus pensamientos o tus sensaciones; es fácil, éste me llevó cinco minutos, lo único que hago yo es, cuando me embargan grandes sentimientos, trasladar éstos a otras bellas situacioens...

    Tiene licencia libre uso y modificación, pero me temo que tendrás que decirle que no es tuyo, jajaja Es broma, pero al menos, si la conquistas, házmelo saber, jeje

    ResponderEliminar

Puede dejar su comentario. Los comentarios descalificativos o sin relación ninguna con el tema tratado serán eliminados sin previo aviso. Antes de plantear una duda, asegúrate de que la respuesta no está en otra entrada del tema visitando la etiqueta que hay al final del artículo para verlos todos; muchas veces lo que planteas puede haber sido corregido o comentado en otra entrada posterior.