4 jun. 2014

Saca el máximo de tu disco SSD: Ajusta la configuración de tu Windows 7


Yo elegí el 840 Evo 250GB por su relación calidad/capacidad/precio

Cambiar el disco duro de tu equipo por un SSD (Unidad de estado sólido) es la mejor forma de rejuvenecerlo unos años, pudiendo pasar de cargar el Sistema Operativo en un minuto a hacerlo en tan sólo 15 segundos; gracias a su velocidad de lectura/escritura, el acceso a los programas es casi instantáneo.
Los discos SSD, al ser inmunes a los golpes y vibraciones, son especialmente recomendables en equipos portátiles, como comentamos en la entrada anterior sobre el tema. Los de mejor relación calidad-precio son los Samsung y Crucial (por menos de 100€ los 250GB -4/06/14).
Y si además usamos el software RAPID de Samsung, obtendremos estas velocidades (Fuente)
Pero no todo son ventajas respecto a las unidades de disco tradicionales, los SSD se van degradando según se van realizando operaciones de escritura en ellos (los económicos actuales con memorias TLC tienen una garantía de soportar 1000 operaciones por celda mínimo) por lo que es recomendable llevar a cabo una serie de ajustes que Windows no hace por defecto para alargar en lo posible su esperanza de vida (p.e. Windows 7; utilizar Windows XP con estos discos es malograrlos a menos que realices todavía más ajustes).
Aún así, podemos ser optimistas; según los cálculos realizados por AnandTech, y por otros dedicados testers en hardware.info, por ejemplo el disco duro de Samsung, que usa la memoria de peor calidad NAND TLC ofrece la duración estimada de 70 años de uso, grabando 10 GB de datos al día (bastante agresiva para un uso medio personal), por lo que podemos estar bastante tranquilos ¡¡incluso descargando 30GB de datos al día tendría una vida sin fallos estimada en 24 años!!
Dichos ajustes los detallaremos a continuación (y más vale que los leas antes de instalarle el S.O. a tu SSD), aunque, si tenéis la suerte de haber comprado un SSD de Samsung, instalando la aplicación "Samsung Magician" podréis aplicar estos cambios recomendados para optimizar el sistema operativo Windows, hacerlo más rápido y además alargar la vida del SSD, de forma rápida y fácilmente. Además este programa incorpora una herramienta de testeo, y la opción de establecer una parte de la capacidad de "repuesto" (esto es innecesario si dejamos más de un 15% del espacio vacío).

Un programa que deberían incluir todos los SSD

1. Activar AHCI

La Interfaz de Controlador Host Avanzada (AHCI) es necesaria para asegurar que el S.O. aprovechará todas las capacidades que trae consigo un SSD, necesario sobre todo para que Windows 7 pueda activar la opción TRIM, que le permite al S.O. ayudarle al SSD a realizar su limpieza de basura.
Atención: S.O. como Windows XP y anteriores no soportan la función TRIM ni alinean por defecto los datos como lo necesitan los SSD, por lo que su vida puede acortarse a menos de la mitad.

Para activar AHCI (que suele venir activado por defecto), hay que acceder a la BIOS y activarlo donde esté disponible; si es un equipo de más de 10 años es posible que la BIOS no tenga siquiera esa opción, que suele venir en el modo de funcionamiento de los puertos SATA de los discos duros. Si no encuentras la opción, prueba a googlear por el manual de tu ordenador o BIOS, ¡suerte!

Lo más recomendable es activarla antes de instalar el Sistema Operativo, porque es posible que al activarse posteriormente el S.O. no pueda utilizar la unidad al faltarle el controlador adecuado (es posible arreglarlo, pero si no te quieres complicar actívalo antes.

2. Activa TRIM

Como ya hemos comentado, la función TRIM le ayuda al disco duro a "organizarse" y optimizarse, de forma que no pierde velocidad con el uso (una de las pegas de esta tecnología es que se vuelve más lenta con el uso) además que le permite reemplazar celdas ya muy "gastadas" moviendo los datos más refrescados a otras celdas libres; esta función permite al disco duro seguir casi tan fresco en cuanto a rendimiento como el primer día.

Si has instalado Windows 7, Linux u otro sistema actual, es posible que ya la tengas activada, pero actívala por si acaso en Windows abriendo una ventana de comandos (símbolo de sistema) en modo administrador y ejecutando:
fsutil behavior set disabledeletenotify 0

3. Desactivar la restauración del sistema

Normalmente esta característica de Windows es innecesaria, ocupa espacio que en un disco SSD es muy valioso (por su precio), por lo que se recomienda desactivarla.

Para ello, vete a inicio, click de botón derecho sobre "Equipo", y pulsa "propiedades". Pincha en "Protección del sistema" arriba a la izquierda:


Y pulsamos en "Configurar":


Activa "Desactivar protección del sistema", aceptamos y listo.

4. Desactivar indizado automático

Windows recomienda en la búsqueda de archivos activar el indizado, sin embargo los SSD son tan rápidos que la mejora por activarlo es inapreciable (además que se estarán guardando datos innecesarios), por lo que es recomendable dejarlo desactivado.

Para ello comprueba con el botón derecho en "Equipo" del botón inicio, vete a "propiedades" y desactiva la opción "Permitir que los archivos de esta unidad tenga el contenido indizado...", y acepta.



Si te aparece un error de que un archivo no puede quitarse del índice, "ignorar todo" y listo.

5. Desactivar la desfragmentación automática

Un SSD es una memoria flash NAND sin partes móviles, por lo que el desorden que Windows crea al guardar los archivos en disco ya no es un motivo que enlentezca el acceso a los datos. Además, sabiendo que las escrituras en disco debemos evitarlas en lo posible, no hay ninguna necesidad para dejar activada la desfragmentación programada de Windows 7.

Para ello, accede al menú inicio, en "Accesorios", pinchamos en "Herramientas del Sistema", y vamos a "Desfragmentador de disco".
Pulsamos el botón "Configurar programación", y



desactivamos la "ejecución programada", y aceptamos.

6. Eliminar el archivo de paginación.

El archivo de paginación es un archivo del disco se que emplea como "memoria virtual", para que en el caso de no llegar la memoria RAM de trabajo, el sistema descarga las porciones de datos no utilizados de la RAM en este disco, permitiendo de este modo trabajar con más programas abiertos de los que en teoría sería capaz el equipo.
Desactivarlo sólo es sólo recomendable si tienes más de 6 GB de RAM (o dicho de otro modo más correcto, si tienes más memoria RAM de la que puedas llenar), pues de lo contrario el sistema puede volverse inestable en caso de abrir varias aplicaciones que llenen la memoria disponible.
Si puedes desactivarlo, estás de suerte; evitarás frecuentes escrituras en el disco duro, alargando aún más su vida útil.

El archivo de paginación suele gestionarse por el sistema, variando su tamaño según necesidad.

Para modificar su configuración, con el botón derecho en "Equipo" del botón inicio, vete a "propiedades", y haz click en "configuración avanzada del sistema" arriba a la izquierda en la última opción.
Pulsa "configuración" debajo del recuadro "rendimiento".
Una vez ahí selecciona la etiqueda "Opciones avanzadas" y pincha en "Cambiar" de la memoria virtual.
Y ya puedes poner la configuración que más te convenga.

7. Desactivar la Hibernación

Windows ocupa tu disco con un archivo de tamaño equivalente a tu memoria RAM para habilitar la hibernación (actualiza el archivo con una imagen de la misma cada vez que haces uso de la opción).
Como podrás comprobar, el sistema arranca y se apaga tan rápido con un SSD que la hibernación ya no tiene mucho sentido.
Esto es para gustos y necesidades, pero si prefieres hacerme caso, desactívalo, abriendo una ventana de comandos (símbolo de sistema) en modo administrador y ejecutando:
powercfg -h off

8. Desactivar Prefetch y Superfetch

Estos "aceleradores" de la carga de los programas no sirven casi de nada con un SSD, mejor desactivarlos.
Esto es mucho más sencillo de hacer con el software Magician de Samsung (ah!, que lo había comentado ya, jeje, pero no viene mal recordarlo), para ello tendremos que acceder al registro (Microsoft lo consideraba tan indispensable que no puso opción por ningún lado); en inicio, en la ventana de búsqueda, ponemos "regedit", y buscamos las siguientes claves:

HKEY_LOCAL_MACHINE\CurrentControlSet\Control\SessionManager\Memory Management\PrefetchParameters
y ponemos a cero los siguientes valores: EnablePrefetcher y EnableSuperfetch.

9. Desactivar los servicios para Windows Search y Superfetch

Incluso aunque hayamos desactivado en el registro dichas opciones, nos falta por desactivar los servicios que los controlan; presiona la tecla windows y "R", y nos aparece la ventana para ejecutar.
Escribimos “services.msc” y presionamos  “Intro”. Busca ambos servicios (están ordenados alfabéticamente) y desactívalos por si las moscas.

10. Configurar la caché de disco

En muchos casos tener activada la caché de escritura en un SSD puede resultar en que las escrituras se realizan algo más lentamente (los SSD suelen tener bastante memoria RAM para este menester), por lo que desactivarla en muchos casos acelera las escrituras. Para comprobarlo, lo mejor es utilizar un programa de testeo de velocidad como el de uso gratuíto
En caso de que desactivarlo tenga un efecto negativo en la escritura en disco, actívalo de nuevo.

Para configurar esta opción, con el botón derecho en "Equipo" del botón inicio, vete a "propiedades", y haz click en "Administrador de dispositivos", y el propiedades de tu disco duro, vete a la pestaña "Directivas". Prueba en ambos casos y deja la opción que mejor te funcione.



11. Desactivar ClearPageFileAtShutdown y LargeSystemCache

Estas dos opciones es posible que ya estén desactivadas, pero no nos cuesta nada comprobarlo.

Los SSD son muy rápidos; no es necesario vaciar el archivo de página en el apagado. Desactivándolo el proceso se realizará mucho más rápidamente. Por otro lado, la opción LargeSystemCache, sólo existe en las versiones de Windows para servidores, y le indica al equipo cuándo usar un gran caché para las páginas en la unidad de almacenamiento.
Para cambiar ambas opciones, accedemos al registro con "regedit" (aceptamos si nos pregunta si queremos permitir que modifique el sistema) y bajo la rama

HKEY_LOCAL_MACHINE\CurrentControlSet\Control\SessionManager\Memory Management
Establecemos ambas 0 haciendo doble click en las claves de mismo nombre.

12. Desactivar el apagado automático del disco duro

Un SSD gasta tan poco (notarás que la batería te dura media hora más por lo menos) que no es necesario.
  1. Accedemos al panel de control, y buscamos la opción "Sistema y seguridad" -> "Opciones de energía"
  2. En el plan seleccionado, seleccione "Cambiar configuración del plan"
  3. Luego haga clic en el enlace azul Change advanced power settings (Cambiar la configuración avanzada de energía)
  4. Abra las opciones de alimentación de disco duro haciendo clic en el signo + junto a Hard Disk (Unidad de disco duro)
  5. Cambie a 0 el tiempo que se indica en la opción Turn Off Hard Disk After (Apagar disco duro después de…)
  6. Bajo las opciones del campo Sleep (Suspensión), debe cambiar el valor de Hibernar a 0 también
  7. Haga clic en OK (Aceptar) y cierre la ventana.
Otros ajustes recomendables para liberar espacio en el SSD (no es conveniente llenarlo demasiado, por aquello de dejar celdas libres disponibles cuando lleguemos al tope de escrituras en alguna de ellas), es :

  • Realizar una limpieza una vez instalado y actualizado el sistema operativo con el liberador de espacio en disco de MS y el útil y gratuíto CCleaner.
  • Ahorrar significante espacio en disco con la opción MaxPatchCacheSize en 0, con lo que evitamos que se guarden versiones antiguas de archivos cuando el sistema o programas se actualizan (hay que realizarlo nada más instalar Windows 7).

Fuentes y más info:

12 Cosas que debes hacer al usar un SSD en Windows 7 (english)
Recuperar espacio perdido: Borrar archivos de instalación y puntos de restauración (inglés)
http://blogs.msdn.com/b/jjameson/archive/2010/04/30/save-significant-disk-space-by-setting-maxpatchcachesize-to-0.aspx
Tutoriales - SSD ajustes y optimización de Windows 7 para el mundo real (inglés)
http://www.zdnet.com/blog/bott/windows-7-and-ssds-setup-secrets-and-tune-up-tweaks/2910

2 comentarios:

  1. Una vez instlado el sistema operativo descubro que el ssd no esta alineadoy su rendimiento es inferior al 50 % de los datos dados por el fabricante

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Emilio, para que no te pase eso tienes que instalar Windows 7 dejando que sea el S.O. el que particione el disco duro; es decir, elimina todas las particiones antes de darle a instalar. Saludos

      Eliminar

Puede dejar su comentario. Los comentarios descalificativos o sin relación ninguna con el tema tratado serán eliminados sin previo aviso. Antes de plantear una duda, asegúrate de que la respuesta no está en otra entrada del tema visitando la etiqueta que hay al final del artículo para verlos todos; muchas veces lo que planteas puede haber sido corregido o comentado en otra entrada posterior.