12 jun. 2007

Fabricar un colector de energía solar para producir agua caliente sanitaria

Actualización 25-3-08: Finalmente puse en práctica mis ideas; pincha aquí para ver la página de este mismo blog con el tutorial del colector de energía solar más barato del mundo mediante tubería de PE; 4 Metros cuadrados por tan sólo 60 euros (excluyendo accesorios necesarios).


Estoy pensando en un nuevo proyecto para aprovechar el calor del sol.
Se trataría de un colector/acumulador de agua caliente sanitaria utilizando material de desecho, y que tenga el mínimo mantenimiento (ninguno si es posible).
El único requisito es disponer de 1 o 2 metros cuadrados soleados, a mayor superficie mayor ahorro (y mayor la instalación). Esto supondría un gran ahorro de energía sobre todo en invierno, y dado que debido al cambio climático cada vez hay más horas de sol, además de contribuir a que no vaya a más, ahorraríamos entre el 30 y el 80% de energía durante todo el año.

Aprovechar el calor del sol para calentar agua es algo muy sencillo, sólo necesitamos una superficie que recoja el calor (de color negro es lo más efectivo) y que transmita ese calor a un circulador o serpentín al que esté conectado, sólo tenemos que fijarnos en cómo están construidos los equipos que están a la venta.
Al principio había pensado en utilizar unos viejos radiadores de acero finos, por los que directamente pasaría el agua a presión, pero tienen diversas pegas, entre otras que posiblemente tendrían fugas por el óxido o la presión, y que no tienen capacidad más que para unos pocos litros, por lo que rápidamente subirían de 100ºC.
Luego pensé en añadirles un pequeño depósito aprovechado de un calentador de agua que recogiera de una chatarrería, para darle mayor capacidad (por la menor densidad del agua caliente ésta auto-recircularía hacia el depósito situado más arriba, pero seguía teniendo el problema de las posibles fugas y la presión.
Finalmente, sin desechar ninguna de las opciones anteriores, voy a hacer un prototipo con el que probaré este verano, utilizando un serpentín en el interior del depósito por donde circularía el agua fría con destino al calentador de gas (que según la temperatura del agua de entrada regula las llamas), de forma que aislaría la presión al tubo que pasa por el interior del líquido del sistema colector.
Este sistema no tiene más pega que las habituales formaciones calcáreas que deja el agua al cambio de temperatura en el tubo por el que pasa, pero dado que no va a ser un cambio tan brusco como el que se produce en un calentador convencional, estas incrustaciones serán mínimas y tal vez necesite limpieza en 10-20 años, pero con soltar el serpentín (que haré de tubo de cobre) y aplicarle un desincrustante ácido que venden en tiendas de fontanería/construcción durante 24 horas bastaría.
Para evitar las heladas y la oxidación del conjunto colector/depósito utilizaré líquido refrigerante de coche por sus propiedades antioxidantes y anticongelantes y por su precio. También podría utilizar aceite pero su precio es elevado y más contaminante en caso de pérdida.
Habrá que tener en cuenta las dimensiones de los colectores y poner un depósito acorde, ya que si la temperatura del agua alcanza los 85ºC esto nos indica que el depósito es insuficiente y estaremos perdiendo calor al contacto con el aire.
También hay que valorar la forma de aislar el depósito y la parte no soleada de los colectores (viejos radiadores en mi caso), utilizaré fibra de vidrio que me quedó de una obra. Y para evitar pérdidas de calor pondré cristal encima una vez el sistema esté en marcha, que me permitirá crear un pequeño "efecto invernadero" entre el radiador y el cristal que resguardará aún más el calor acumulado; sobre todo en invierno cuando la temperatura del aire puede bajar de 0ºC.
Hará falta colocar una válvula de seguridad o dejar el sistema con un pequeño respiradero (si se utiliza esta opción, la más barata, habría que rellenar el sistema todos los años debido a la evaporación), se puede conectar una toma con una llave al agua de entrada para rellenarlo según sea preciso, ya que siempre se producirá una pequeña evaporación.

Un aviso: Si no te consideras un manitas deja los inventos para otros y cómprate un sistema ya prefabricado (eso sí, cuestan más de 2000 euros).

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Puede dejar su comentario. Los comentarios descalificativos o sin relación ninguna con el tema tratado serán eliminados sin previo aviso. Antes de plantear una duda, asegúrate de que la respuesta no está en otra entrada del tema visitando la etiqueta que hay al final del artículo para verlos todos; muchas veces lo que planteas puede haber sido corregido o comentado en otra entrada posterior.