15 feb. 2011

Las pequeñas cosas de la vida... y esos pequeños que llenan nuestras vidas...

Me entristece mucho cuando veo a padres que pasan totalmente de sus hijos, irresponsablemente. Lo que les enseñamos es la primera barrera contra los fracasos. Sólo piensan en su tiempo, que se les escurre entre las manos, como a los señores del tiempo de Momo, de Michael Ende.
¿Acaso nunca fueron niños, o dejaron los sentimientos e ilusiones de lado? ¿Acaso tienen vergüenza de jugar con ellos como niños? ¿Acaso no ven lo que les aporta estar con ellos?


El tiempo que paso con los niños nunca es perdido, me encanta evadirme de vez en cuando de la seriedad de la vida adulta y verles disfrutar de mi compañía, aprendiendo a disfrutar de esas pequeñas cosas de la vida, enormes en realidad.

Me encanta coger a Imanol o Irene y correr como el viento, viendo cómo sonríe de oreja a oreja mientras el pelo se le alborota, pidiendo más y más velocidad...

Me encanta cogerlos en brazos, uno en cada mano, y dar vueltas como si fuera un helicóptero...

Me encanta llevarles a caballito por todo el pasillo de la casa, uno en la espalda y el otro delante, mientras se ríen y disfrutan.

Me encanta jugar a la pelota en el pasillo de la casa, con una pelota de playa, a Imanol le encanta meterme goles... y aprende a perder sin enfadarse, mejorando cada día.

Me encanta empujarlos en los columpios, mientras Irene me pide "hasta la luna!", e Imanol me dice "más fuerte!"...

Me encanta jugar a lo que se tercie con ellos, pues el juego forma parte del desarrollo infantil. Aunque algunos (casi todos jeje) los días con ellos acabe agotado...

PD: Los niños necesitan muy poco para ser felices, sólo un buen ambiente y cariño, y algo o alguien con quien entretenerse. Ir variando en los pasatiempos es recomendable, y evitar que pasen muchas horas haciendo lo mismo (dependiendo de la edad, las consolas máximo 1 hora al día, y juegos educativos/de habilidades).

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Puede dejar su comentario. Los comentarios descalificativos o sin relación ninguna con el tema tratado serán eliminados sin previo aviso. Antes de plantear una duda, asegúrate de que la respuesta no está en otra entrada del tema visitando la etiqueta que hay al final del artículo para verlos todos; muchas veces lo que planteas puede haber sido corregido o comentado en otra entrada posterior.