8 abr. 2011

Bruce Lee: La pasión por las artes marciales


Recuerdo que en los 80 estaban de moda las películas de artes marciales, y en nuestro barrio los amigos solíamos alquilarlas y verlas en casa de un amigo, que tenía el único VHS del barrio. Qué tiempos aquellos, en los que salíamos de la sesión dando brincos y jugando a pelearnos unos contra otros, emulando a los actores.

De las películas que vimos, la mayoría habían sido grabadas en los 70-80, gracias al éxito enorme que sobrevino tras las películas de Bruce Lee, en las que demostraba unas habilidades que sólo Jackie Chan, Jet Li o Tony Jaa han conseguido imitar en parte.

Bruce Lee fué un perfeccionista incansable, muy exigente consigo mismo, que forjó una gran autoestima (rayando la arrogancia a menudo) gracias a la búsqueda de la mejora contínua en cuerpo y mente.

Bruce Lee por Jim Sweet
Desde la adolescencia (de pequeño se vió envuelto en algunas peleas callejeras) se convirtió en un experto en el Kung-Fu y otras técnicas de lucha que estudió para mejorar sus capacidades y habilidades (aplicaba movimientos de defensa y ataque de otras disciplinas, como esgrima o boxeo) para vencer en cualquier lucha cuerpo a cuerpo; para él cada luchador, cada pelea, era diferente; decía que había que adaptarse siempre al contrincante y situación, utilizando sus carencias para vencerle.





Pero no sólo fue un completo luchador de artes marciales, sino que también era un filósofo (se inspiró por ejemplo en Confucio y sabios taoístas como Lao-Tsé y Chuang-Tsé, y se graduó en filosofía en la Universidad de Washington) y desde su juventud aplicó lo aprendido de otros sabios filósofos en su estilo de vida y en sus artes marciales.
Hacía especial hincapié en los obstáculos que residen dentro de nosotros mismos, antes que en los que supone en el agresor. Se sostiene que el individuo está más limitado por sus propios prejuicios e ideas preconcebidas, que por la agresión del adversario, de este modo el Tao habla de prescindir de la propia forma, y buscar una flexibilidad (física y mental) tal que haga imposible la rotura. 


Fue un artista de las artes marciales, a las que revolucionó y mostró al mundo como una forma de lucha llena de matices y disciplina. Decía que el Kung-Fu que enseñaban los maestros chinos no servía en una pelea real porque no eran más que movimientos programados; que la lucha es contínua improvisación y adaptación.



Vivió la vida al máximo, estaba obsesionado con su cuerpo y su estado de forma, y la falta de descanso y contínuo estrés llegaría, en último término, a acabar con su vida. En cierto modo fué víctima de sí mismo, de su afán extenuante de mejorar.

“If I shall die tomorrow, it will not hurt me. I’ve done all what I have intended to do. One cannot expect more from life than that”

Su muerte sigue siendo un misterio

Durante su vida consiguió cambiar el curso de las artes marciales, dándolas a conocer en todo el mundo. Con frecuencia la enseñanza del Kung Fu estaba vetada a la gente que no fuera de origen chino, sin embargo Bruce era un idealista y pensaba que todos tenían derecho a conocer este arte milenario, contribuyendo a su difusión.

Fueron muchas sus hazañas y habilidades forjadas con disciplina y trabajo a lo largo de los años, como han quedado reflejadas en sus películas y entrevistas.
Desarrolló una disciplina, el "Jeet Kune Do" ("Camino del puño interceptor") que era básicamente un sistema de lucha contra-ofensivo; una defensa que se basaba en aprovechar los golpes del adversario para atacar buscando las debilidades de la técnica de ataque del contrario para tu ventaja. Esta filosofía de lucha buscaba conocer todas las técnicas de ataque para poder responder en consecuencia.

Su vida está bien documentada, si queréis conocer más en la Wikipedia o en psicofxp hay excelente información, sin embargo su muerte sigue siendo un misterio, en parte.



Su muerte, la muerte de un ídolo con una larga trayectoria por delante, en la plenitud de su vida, de alguien que parecía inmortal, indestructible, la causa real de su muerte, sigue siendo algo difícil de creer para los que vimos sus películas y su estado de forma.
Pero si le hubiéramos acompañado en los últimos años de su vida, habríamos visto que en realidad era un ser humano más, un chico de constitución delgada que gracias al trabajo consiguió un gran estado de forma, que solía entrenarse tanto como cultivaba su mente, y que llevaba una vida estresante hasta la extenuación.
Y Bruce hizo caso omiso del aviso que su cuerpo le dió cuando meses antes de su muerte, estuvo en coma. A continuación analizaremos las circunstancias.

Las circunstancias de su muerte
El 20 de julio de 1973, en la cumbre del éxito, muere en misteriosas circunstancias a los 32 años en un apartamento en Hong Kong. Estando en el apartamento de su amiga y actriz Betti Ting Pei, alrededor de las 14 horas de ese día, Lee sintió un profundo y agobiante dolor de cabeza que le hizo tumbarse en la cama todo esto después de hacer ejercicio y Betti, según su versión que es considerada como oficial, le proporcionó un analgésico. Lee se sumió en una profunda inconsciencia de la cual ya no volvería, entrando en estado de coma. Fue llevado a un hospital, en el que ingresó ya fallecido.(Fuente: Wikipedia).



La versión oficial (y controvertida) es que tuvo una reacción alérgica a un analgésico, el "Equagesic", puesto que la autopsia descubrió que su cerebro se había inflamado masivamente, produciendo un edema cerebral y comprimiéndose dentro de la cavidad craneal. Un grupo de expertos médicos concluyeron que Bruce Lee había muerto por una reacción extremadamente sensible a un compuesto del "Equagesic", cuya hipersensibilidad condujo a la hinchazón del cerebro y posterior muerte.
Sin embargo los casos de reacciones alérgicas mortales de ese medicamento son muy raros o no se conocen, (era muy usado en esa época en Asia, como aquí el ibuprofeno o aspirina) y suelen producir hinchazón del cuello y dificultad para respirar, por lo que no quedó totalmente demostrada esta razón.

En 1970, Bruce, durante un entrenamiento con pesas sin calentamiento previo, se dañó un disco vertebral, y sus médicos le dijeron que no podría volver a andar. Pero Bruce, obstinado e ignorando el dolor, siguió entrenando, sentándose para descansar, fue redoblando el entrenamiento hasta parecer totalmente recuperado, sin embargo la hernia discal le acompañaría el resto de su vida en forma de dolores de espalda y cefaleas.
Para mitigar estos dolores empezó a utilizar calmantes comunes como Doloxene, y no se sabe si empezó a utilizarlas a raíz del accidente o después, pero seguramente masticando hojas de marihuana los dolores desaparecían más rápidamente además de relajarle, (los médicos encontraron restos de marihuana y Equagesic en la autopsia).

No me gustan las hipótesis a menos que tengan mucha lógica o que sea de fuentes fiables (en este caso los doctores que le atendieron en la crisis previa que tuvo en mayo de 1973), y, aunque esto sólo lo sabría el propio Bruce Lee, parece ser que alguna parte de la culpa de su muerte la tuvo el exceso de consumo de hojas de marihuana, que viene utilizándose en China desde 3000 a.C. como una planta medicinal. Bruce solía masticar las hojas con frecuencia, pues le ayudaban a eliminar sus dolores de espalda y cabeza, aunque tienen una proporción menor de su principio activo (tetrahidrocannabinol) que el hachís (10% contra el 40%) (fuente).

Bruce no era un drogadicto en el sentido estricto de la palabra, hay personas que necesitan calmantes y medicamentos diariamente para sentirse bien y continuar en el día a día.

Es probable que el masticar estas hojas no fuera la causa primera, sino que le ayudaron a ocultar un problema más severo al calmar sus migrañas, y que su muerte fuera el resultado de la coincidencia de una serie de circunstancias que terminaron en el fatal desenlace:
  • Aspiraba a tener una forma física perfecta, a ser el más rápido, el que obtuviera más fuerza por cada gramo muscular; tanto era así, que se aplicaba experimentalmente tensiones eléctricas en su cuerpo y cabeza; la tensión arterial por esfuerzos breves e intensos como los que desarrollaba Bruce ponían a prueba los vasos sanguíneos de su cerebro, es sabido que estos esfuerzos favorecen los infartos cerebrales y edemas, favorecido posiblemente en su caso por algún defecto congénito. A Bruce el terrible dolor de cabeza del día de su muerte le sobrevino después de hacer algunos ejercicios, como comentó su amiga Betty. Es probable que aunque no hubiese tomado el Equagesic, hubiera muerto de todas formas por el edema, debido a los daños acumulados en sus vasos sanguíneos cerebrales.
  • Su médico, Don Langford, comentó que los chinos del sur, y especialmente los de Hong Kong, por herencia, suelen presentar problemas en los vasos sanguíneos del cerebro, lo que podría facilitar el aneurisma cerebral que finalmente acabaría con su vida (de ahí los constantes dolores de cabeza).
  • Los cannabinoides del hachís tienden a acumularse en los lípidos y grasas del cuerpo, sin embargo, Bruce, con sólo un 1% de materia grasa en el momento de su muerte, es probable que fuera extremadamente sensible a sus efectos, pues tenía la mayor parte de grasa en su cerebro (Los componentes típicos del sistema nervioso (cerebro) son los lípidos, que están contenidos principalmente  en los cilindroejes de los nervios. La sustancia blanca contiene proporcionalmente más lípidos que la gris. El contenido total alcanza del 12 al 15% del peso fresco del cerebro). Es probable que Bruce fuera muy sensible a sus efectos.
  • Perdió mucho peso en poco tiempo; desde los 70 a los 57 kg.
  • La gente con la que tuvo trato antes de morir las últimas semanas de su vida confirmó que él parecía enfermo. Estaba terriblemente delgado, parecía confuso, estaba olvidadizo, tenía ataques frecuentes de ira, paranoico y muy deprimido.
  • Es probable que Bruce fuera hipersensible a los analgésicos que tomaba, y aunque el hachís no se conoce que potencie otros medicamentos, en su estado de extrema debilidad pudieron haberse duplicado sus efectos, aunque es sólo una suposición.
También podría ser que muriera de un ataque de epilepsia (por el episodio de convulsiones que sufrió meses antes de su muerte). Filkins piensa que Lee murió a causa de un síndrome de Muerte súbita inesperada, derivada de la epilepsia Sudep, síndrome que no se identificó hasta 1995. Al parecer Bruce padeció epilepsia cuando era joven. (Wikipedia)

La mezcla de alcaloides con los componentes del equagesic pudieron producirle la reacción en forma de edema citotóxico, que se ve en casos de intoxicaciones por fármacos como el dinitrofenol, trietiltin, hexaclorofeno e isoniazida, en el síndrome de Reye, la hipotermia severa, las etapas iniciales de isquemia cerebral, ciertas encefalopatías, hipoxia, infarto de miocardio, y algunos tumores. (Fuente



    Debido a que los grandes consumidores de hachís desarrollan tolerancia, Bruce puede que necesitara masticar grandes cantidades de hojas al día para sentirse bien.

    Las circunstancias previas a su muerte (fuente)
    (Fuente: Documental "La misteriosa vida de Bruce Lee" y otros)

    El 10 de mayo de 1973 Bruce Lee estaba trabajando en el estudio "Golden Harvest", para organizar su nueva película "Enter the Dragon".

    Ese día hacía mucho calor. Los ventiladores en el estudio se apagaron por el ruido que causarían en la filmación. Durante el descanso, Bruce fue al baño. Después de 20 minutos sin volver, un colega fue a comprobar si estaba bien. Encontró tendido junto a la taza del váter a Bruce Lee. Le cogieron y le llevaron al estudio de doblaje, donde le tumbaron en el sofá. A Bruce le temblaban los labios, como si tuviera epilepsia.

    Estaba sudando, con dificultad para respirar, y temblaba. Inmediatamente, un colega corrió a la oficina de Raymond Chow y explicó lo que había sucedido. En lugar de llamar al 911, llamó a su médico de cabecera, el doctor Langford del Hospital Bautista. Le dijo a Raymond que debían llevarlo al hospital de inmediato.

    Dos de los compañeros de Bruce lo llevaron al hospital. Tenía fiebre alta, estaba inconsciente y no respondía a nada. Su respiración era pesada y tenía convulsiones, explicaba el doctor Don Langford.

    Al ver la gravedad de Bruce, el Dr. Langford llamó a médicos para ayudarle, uno de las cuales era el neurólogo Dr. Wu para examinar a Bruce por las convulsiones. Langford comentó que por su experiencia, los chinos del sur, y especialmente los de Hong Kong presentaban una elevada incidencia de problemas vasculares en el cerebro. Según el examen del doctor Wu, estaba inconsciente, en coma, muy grave. Durante el chequeo se encontraron con una gran hinchazón en el cerebro de Bruce, un edema cerebral. Le dieron a Bruce manitol para disminuir la hinchazón.

    Obtuvieron una gran cantidad de hachís en su estómago. Inmediatamente después del incidente en el estudio se informó a Linda, su mujer, que rápidamente se dirigió directamente al hospital. Después de una hora y media acercaron a Bruce y cuando se despertó Linda estaba a su lado. Tenía los ojos en blanco y se las arregló para hablar, pero era un galimatías.

    Al día siguiente, Bruce Lee les explicó lo que le había pasado. Comentó que durante la grabación había estado masticando un par de hojas de hachís que alguien le había administrado, y que se sintió mareado, con náuseas, y que mientras vomitaba, perdió el conocimiento. El diagnóstico de Woo fué que había sufrido una sobredosis de hachís, o que tal vez fuera especialmente sensible a esa sustancia. Le advirtieron de que había tenido mucha suerte de que le encontrara alguien cuando perdió el conocimiento, ya que de no haber obtenido asistencia médica, habría muerto.

    Bruce, dos semanas después, el 25 de mayo viajó a EE.UU. para ser examinado por el doctor Karpland. Bruce pesaba 57kg, pero el doctor Karpland creía que estaba en perfecto estado de salud, en tan buena forma física, que era como si tuviera 20 años.
    Le recomendó ir al neurólogo Dr. Reisbord. Tras examinar los resultados de los exámenes llegó a la conclusión de que Bruce sufría de convulsiones, pero la causa de éstas era desconocida. Le recetó a Bruce Dilantin. La conclusión final del Dr. Reisbord también fué de que Bruce estaba en buen estado de salud.
    Bruce continuó con su ritmo de trabajo habitual, seguramente pensando que tal vez sólo fué un exceso de hachís, pero las cefaleas continuaban.

    El actor George Lazenby, que le acompañaba durante el rodaje de "Juego con la muerte", comentó que Bruce se quejaba de frecuentes migrañas, pero no le dió importancia y le dijo "vamos, estás en plena forma, estás mucho más en forma que yo, no te preocupes".

    El día de su muerte
    El viernes 20 de julio Bruce tenía una reunión con Raymond Chow para hablar acerca de la película "juego con la muerte". A las 19:30 horas de la noche, Bruce se quejó de tener un dolor de cabeza después de haber estado entrenando. Betty le dio uno de sus calmantes para el dolor (Equagesic), que le había sido prescrito por su médico. Bruce se retiró a descansar un rato a la cama. Unos 10 minutos más tarde Raymond Chow dejó el apartamento para su encuentro con George Lazenby en el Hotel Miramar. A las 21:00 horas Raymond llamó a Betty para averiguar dónde estaban y por qué no estaban en la reunión.

    Betty explicó que había tratado de despertar a Bruce por lo menos dos veces pero no había respondido. Raymond dijo a Betty que iba a ir a su apartamento y media hora más tarde llegó. Parecía como si Bruce estuviera durmiendo pacíficamente y Raymond tampoco pudo despertarle.




    Llamó a una ambulancia y Bruce fue trasladado al hospital de la reina Isabel, con las sirenas sonando. A las 22:00 horas Raymond llamó a Linda para decirle que tenía que ir de inmediato al hospital de "Queen Elizabeth". Un cuarto de hora más tarde llegó la ambulancia, donde un equipo de médicos estaban esperando para ayudar a Bruce. Los médicos intentaron todo, pero todos tuvieron que admitir que nada se podía hacer por la vida de Bruce.

    En la autopsia se encontraron restos de "Equagesic" y de cannabis.

    Esclarecedoras declaraciones
    El Dr. Langford, médico que le atendió, dijo "Este hombre era musculoso como una Ardilla, como un caballo brioso. Nunca he visto a nadie en un estado de forma física como el de Bruce. Equagesic se prescribe en el rango de millones de dosis todos los días en Asia. Nadie se muere de un comprimido de Equagesic. En mi opinión, la causa de la muerte de Bruce Lee es evidente. Cada vez que lo vi después de 10 de mayo, fue a más y más en su propio ego. Creo que Bruce pensó que no había nadie en el mundo que supiera mejor lo que era bueno para él, salvo él mismo. Eso es lo que lo mató. La misma serie de acontecimientos que tuvieron lugar en mayo causaron la muerte de Bruce Lee en julio. Bruce era particularmente sensible a los alcaloides del cannabis. Él murió a causa de la hipersensibilidad a los productos químicos del cannabis o marihuana. Bruce murió por una auto-infligida, aunque inocente, enfermedad fatal." El Dr. Wu estaba de acuerdo: "Creo que Bruce estaba plenamente convencido de que era invencible, que era inmortal. Eso es lo que le hizo caer". (fuente)

    Davis Miller, un biógrafo de Bruce Lee, escribe, "Tal vez lo más probable es que Bruce Lee "el mito" fue asesinado por su propia ambición, por su arrogancia al creer que podía crearse a sí mismo, una arrogancia que, a medida que envejecía, seguramente habría ido a más ...".



    Efectos del hachís o marihuana

    La mejor forma de evitar la adicción a las drogas es informar de sus efectos, tanto a corto como a largo plazo. Aunque el hachís o marihuana está considerada como una "droga blanda", yo siempre he pensado que la mejor droga son las naturales; la risa, el amor, la diversión...
    • Descenso del umbral mínimo de percepción de los estímulos sensoriales, especialmente los táctiles, gustativos y sonoros; gran interés por la comida y la música.
    • Un torrente libre de ideas en una sucesión rápida, suelta, como en sueños; alucinaciones moderadas con una "doble consciencia" de que algunas semejanzas o conexiones no son percepciones reales.
    • Interrupción de la concentración y de la memoria a corto plazo.
    • Una sensación de estar flotando, mareado o con vértigo, y/o una sensación de pesadez en el tronco y las extremidades.
    • Hiperactividad, impaciencia, hilaridad y locuacidad durante una o dos horas, seguida por somnolencia y/o apatía de dos a seis horas después.
    • La "dilatación temporal" subjetiva, una tendencia a sobrestimar el tiempo transcurrido.
    • Deterioro del entendimiento y la coordinación, especialmente cuando se ejecutan tareas complejas; confusión, dificultad para expresar el pensamiento por medio de palabras, problemas de vocalización.

    Tolerancia hacia la marihuana

    Los grandes consumidores tienden a desarrollar tolerancia, o sensibilidad decreciente, a los efectos del tetrahidrocannabinol (THC), el ingrediente activo de la marihuana.

    Las sensaciones agradables, como la euforia, tienden a disminuir con el consumo regular y abundante. Por otro lado, se puede decir lo mismo de los efectos indeseables, como la elevación del pulso (taquicardia).

    Con menor frecuencia, los pacientes pueden desarrollar una tolerancia a los beneficios médicos de la marihuana. Este problema se remedia a veces tomando otra variedad de hierba o cambiando el método de ingestión durante una temporada.

    Interacción con otras drogas

    No es habitual que la marihuana incremente los efectos tóxicos de otras drogas.
    A este respecto, es muy diferente de la mayoría de drogas habituales, como el alcohol, que es extremadamente peligroso cuando se mezcla con sedantes, o la aspirina, que es peligrosa cuando se combina con drogas que diluyen la sangre, como la cumarina y sus derivados. Esta es una prueba más de la notable seguridad de la marihuana.

    Algunas drogas pueden interactuar con la marihuana produciendo taquicardia, entre ellas el antidepresivo nortriptilina, y posiblemente, el popular estimulante y antiasmático conocido como efedrina (uno de los ingredientes del "herbal ecstasy", o éxtasis vegetal).  Su legadoSi Bruce siguiera vivo, ahora tendría 71 años. Se nos fué en el mejor momento de su carrera, exigiéndole a su cuerpo la misma plenitud que si tuviera 20 años, seguramente su propia filosofía de mejora contínua no era compatible con el devenir del envejecimiento. Pero como él mismo dijo; vivió la vida tan intensamente que aunque se muriera mañana, lo haría en paz, pues había conseguido todo lo que quiso en la vida.


    Nos quedan sus películas de artes marciales, totalmente innovadoras y adelantadas a su tiempo, que marcaron un estilo del que aún se nutren las películas actuales e incluso videojuegos. Su vida y pensamientos siguen inspirando a artistas marciales, deportistas y hasta filósofos. Bruce siempre vivirá en nuestro recuerdo. 
    La perfección por la técnica y el equilibrio, la solvencia y la coordinación (era un gran bailarín de cha cha cha); la impresionante rapidez y precisión de sus fintas, y su admirable desarrollo físico y dominio corporal no han tenido rivales que los superen desde 1960 hasta hoy en su desempeño estético. "Bruce Lee fué un tipo pequeño que se formó a sí mismo como un gigante".

    Cuando Bruce murió se armó un gran revuelo. Su muerte, como su vida, siempre tendrá algo de misterio.

    Para saber más
    El propio Bruce Lee, y luego su esposa, Linda Lee, publicaron una serie de libros a partir de los apuntes de Lee. Al fallecer Bruce, publicó un libro sobre el Jeet Kune Du que Lee pensaba publicar, pero que no llegó a hacerlo por un lado porque falleció prematuramente, y por otro porque no quería que la filosofía y formas de su kung-fu llegara a manos de los que se aprovechaban de su nombre para dar clases.
    También se publicaron otros libros sobre defensa personal en base a fotografías y apuntes del propio Bruce Lee.
    Estos son algunos libros que publicó la familia:
    • Chinesse Gung Fu - Bruce Lee, 1963
    • El Tao del Jeet Kune Du (Linda Lee publicó el libro que Bruce preparaba sobre su técnica).
    • Técnicas de Defensa Personal
    • Técnicas básicas
    • Técnicas avanzadas
    • Habilidad en las Técnicas

    Bibliografía:
    Bruce Lee, Su misteriosa muerte
    Bruce Lee (Wikipedia)
    Web "En el espíritu de Bruce Lee"
    Página de fans de Bruce Lee: Su muerte
    La muerte de Bruce Lee
    Bruce Lee (Doyang)
    Sobre Bruce Lee
    Bruce Lee: Causas de su muerte
    La verdadera muerte de Bruce Lee
    Efectos del consumo de marihuana
    Extracción y fraccionamiento de lípidos en el cerebro
    Epilepsia Sudep

    10 comentarios:

    1. Anónimo8/6/11 5:54

      Como acabo de leer es cierto Bruce Lee como cualquier otro ser humano tenia problemas, era una persona normal, de constitución física delgada, se estresaba, lloro... Pero su dedicación y creencias... le hicieron marcar una diferencia, y por esto y otras muchas cosas alumbro y dejo de ser una persona normal (que solo se rige y hace cosas fáciles, comunes...)

      Aquí hay dos frases:

      El hombre clásico es tan solo un manojo de rutina, ideas y tradición.

      Si sigues los modelos clásicos, estas comprendiendo la rutina, la tradición, las sombras, pero no estas comprendiéndote a tí mismo.

      No me extenderé a explicarlas.

      Bruce Lee se dedico tanto a las cosas, tenia una obsesión grande en hacer las cosas bien y en mejorar cada día.

      Era un súper exagerado en su dedicación, parte de su vida la entrego a esto.

      Adicto a mejorar y por ende a lo que hacia.

      El es un claro ejemplo de esfuerzo, dedicación y por lo tanto inspiración.

      Bruce Lee tenia una alta autoestima, era egocéntrico.

      Y cuando tu crees en ti mismo y realizas las cosas bien eres dos veces bueno.
      B
      ruce Lee tenia estos dos puntos exagerados, por esto era....

      Bueno en conclusión Bruce Lee fue un ser humano dedicado y gracias a esto logro hacer cosas admirables.

      Popularizo las flexiones de dos dedos y una mano, Dragon flags,... entre otras muchas cosas.

      Existan o no exageraciones de el y su entrenamiento físico, así como de sus proezas...

      El indiscutiblemente tenía una obsesión…

      Actualmente el es recordado por algunas personas otros son fans, otros no.

      Una frase de el:

      "La clave para la inmortalidad es principalmente vivir una vida que valga la pena recordar."

      No voy a extenderme a explicar la frase y la relación que guarda con las personas que lo recuerdan.

      Cuando te sientes inspirado por algo hay estas elevando una parte que te hace hacer las cosas bien y mejoras.

      Bueno algunas personas pensaran que lo que digo esta mal pero esto se respeta ya que cada persona tiene sus creencias.

      En fin sabes que? ... Bruce Lee es un ejemplo de esfuerzo, dedicación, amor a hacer las cosas.
      Pero el también es un ejemplo de exceso a las cosas positivas.

      Figúrate que consumía marihuana para calmar el dolor.

      El sufrió una lesión muy grave en un hueso de su espalda, y estuvo en rehabilitación, los médicos le dijeron que no podría a volver a entrenar, caminar, correr, lanzar patadas…

      Pero el no creía en esto y poco a poco volvió a su entrenamiento y dejo callados a los doctores.

      El se sentía que podía, el acabo consigo mismo por su exceso, con tal de mejorar.
      Hay tantas cosas de que pensar de el, como por ejemplo el tenia en mente que quería ser recordado por las personas.

      El creía que todo lo que hacia estaba bien, cuando en la verdad parte del todo estaba mal.
      El creía en su creencia que desarrollo y quedo en el mundo.

      Pienso que si alguien se le acercaba y le decía que estas haciendo esto mal, el no lo reconocía por poner un ejemplo

      Bruce Lee se obsesiono e hizo las cosas en banda. Por esto el solo es un ejemplo de la dedicación pero ojo no nos dediquemos tantísimo a las cosas a tal punto de que se una adicción y estemos alejados de la sociedad, de la familia, y quedemos tan solo con una adicción, amor, pasión...... por realizar y mejorar algo que hacemos.

      En Bruce Lee como en cualquier otra persona podemos encontrar puntos que nos ayudan a mejorar, ya que en cualquiera se pueden evidenciar las cosas buenas que hace y las cosas malas, por lo tanto tu aprenderás a aprovechar las cosas buenas y a ignorar las cosas malas. Así te mejoras.

      Tengo mucho mas que escribir ahorita mismo me siento inspirado.

      Si alguien sabe en que se inspiraba Bruce Lee para entrenar que me diga, yo creo saber pero quisiera escuchar opiniones de ustedes, vamos que estamos vivos aprovechemos que podemos…

      ResponderEliminar
    2. Muy buena reflexión, gracias por compartirla. Comparto tu opinión, es bueno tener dedicaciones casi obsesivas, pero no hay que dejar de lado otras cosas.
      Saludos!

      ResponderEliminar
    3. Anónimo9/6/11 4:08

      Gracias por tu opinion y al estar de acuerdo con mi creencia. Yo soy un admirador de Bruce Lee. El es sinonimo de que si nos esforzamos logramos las metas que nos proponemos. Llevar las cosas al extremo se pueden hacer y llegas mas lejos aun. Pero no hay que descuidar a la familia, a los amigos...

      Debemos de ganar las cosas mentalmente

      Yo comparto esta opninion de de Frank publicada un 22 de mayo de 2008:

      BRUCE LEE ERA UN LUCHADOR NATO, ALGUNA VEZ DIJO QUE HABIA TIPOS QUE LE PODRIAN GANAR EN FUERZA, VELOCIDAD, DESTREZA, PERO BRUCE LEE NUNCA MOSTRABA MIEDO NI INSEGURIDAD, AL CONTRARIO SE SENTIA MAS FUERTE, MAS DOMINANTE, GANADOR, GANABA MENTALMENTE TODOS SUS ENCUENTROS. POR ELLO SIEMPRE ENTRENABA MÁS PARA LLEGAR AL LUMBRAL ENTRE LO HUMANO Y LO FANTASTICO, TODO ESTA EN NUESTRA MENTE Y LO QUE HACE REALIDAD NUESTROS SUEÑOS NUESTRO “ESPIRITU”.
      EL ESPIRITU DE BRUCE LEE ERA EL “”DRAGON”" FUERTE, SABIO Y ESPIRITUAL.
      “LA MENTE ES ALGO SORPRENDENTE”
      EL ESPIRITU ES COMO UN MOTOR QUE TE HACE FUNCIONAR MAS HAYA DE TUS CAPACIDADES POSIBLES, TE AYUDA A HACER PROESAS
      QUE CREIAS FUERA DE TU ALCANCE.


      Fuente: http://magisnef.wordpress.com/2007/03/29/bruce-lee-mucho-mas-que-un-actor/

      Comentario número 3

      ResponderEliminar
    4. Realmente era un MAESTRO OPTIMISTA.
      el fue y sera siempre EL MEJOR.

      *El decia siempre que cuando saludes nunca le quites los ojos de encima ni bajes la cabeza

      ResponderEliminar
    5. Quien se haya leído el Tao del Jeet Kune Do y aprecie la filosofía que antecedía a su arte marcial, rapidamente determinará que el no era un fanático de si mismo sino un artista que se debía a su obra.

      Su inteligencia y reflexiones distan mucho de la "especulación" de que el mismo se haya conducido a su propia muerte por el simple hecho de haber entrenado duramente.

      Una aneurisma es una aneurisma y punto. Unos se salvan y otros no.

      Tributo: http://www.youtube.com/watch?v=D8KeO_LclRU

      ResponderEliminar
    6. Bruce Lee: dejo huella en todos nosotros los jovenes de los años 80. Unico e inigualable.

      ResponderEliminar
    7. Anónimo5/2/12 9:44

      Un poco de todo termina en toda la nada.

      ResponderEliminar
    8. Anónimo23/6/12 1:14

      Mi Humilde opinión.
      Soy Instrctor de Karate Coreano Tang Soo Do, lo cual, creo que la única limitante entre todas las cosas en sólo nuestra mente, al mismo tiempo, lo que Bruce Lee hizo, fué dedicar más tiempo a lo que amaba, ya que lo ejecutaba con el Cuerpo Mente y Alma.

      Saludos a Todos.....

      ResponderEliminar
    9. yo soy joven , tengo 14 años y me gusta mucho Bruce Lee no ando metido en drogas ni nada por el estilo ..quiero ser igual que bruce OPTIMISTA CHISTOSO Y ALEGRE
      me gustan las artes marciales espero algún día aprender

      ResponderEliminar
    10. Cuando era joven no tuve conciencia para discernir lo real de lo fantastico en las artes marciales, gracias a sus libros pude ver con claridad lo mas necesario, que el estilos clasicos te enseñan el camino, pero es uno el que debe formar su estilo propio, como el lo hizo.
      No soy practicante asiduo pero lo hago regularmente porque me mantiene en forma ( tae kwon do y kung gu )
      Tengo problemas de tipo neuronal y se que pueden desencadenar en el enfermo trastornos de bipolaridad, depresion y ansiedad.( efectos secundarios de los medicamentos )

      ResponderEliminar

    Puede dejar su comentario. Los comentarios descalificativos o sin relación ninguna con el tema tratado serán eliminados sin previo aviso. Antes de plantear una duda, asegúrate de que la respuesta no está en otra entrada del tema visitando la etiqueta que hay al final del artículo para verlos todos; muchas veces lo que planteas puede haber sido corregido o comentado en otra entrada posterior.