4 sept. 2007

Tutorial: Cómo eliminar el ventilador de una tarjeta gráfica



Eliminando el ventilador conseguimos dos cosas:
- Eliminar el molesto zumbido del ventilador.
- Evitamos que un día la tarjeta se nos vaya a paseo al estropearse el ventilador con el uso y el consecuente sobrecalentamiento de la tarjeta.



Inconvenientes:
- Necesitamos disipadores de aluminio de otros ordenadores/tarjetas, que sean lo más eficientes posible, ya que no vale con cualquier tocho de aluminio, cuanta más superficie de contacto con el aire tenga, mejor. Si tiene pocas aletas y éstas son muy gordas, no eliminará los suficientes vatios de calor, lo que desafortunadamente comprobaremos cuando estemos utilizando 3D en el ordenador (videojuegos, diseño gráfico 3D, etc).
- Técnicamente es posible para todo tipo de tarjetas, pero a mayor potencia, mayor volumen que tendrá el disipador, por lo que lo desaconsejo si la tarjeta ya trae un ventilador/disipador de alto rendimiento, ya que vienen preparados para durar unos cuantos años ;-).
En estos casos hay páginas web con ventilación pasiva a la venta no muy caros que serán más eficientes, y nos indican los vatios eliminados. Estos disipadores son totalmente silenciosos, pero hay que tener cuidado a la hora de querer poner uno a nuestra tarjeta de vídeo, y comprobar primero que en la placa base alrededor de la tarjeta hay suficiente sitio y no pega contra ningún condensador.
Analizando el asunto
Tras mirar varios ejemplos de disipadores pasivos en internet googleando con "video card cooler", comprobamos que los más eficientes utilizan varias superficies. Teniendo esto en cuenta, tenemos que pensar en qué posición va nuestra tarjeta de vídeo, ya que de ello depende la eficiencia de nuestros disipadores.


Imagen 2: El disipador más grande sobre el procesador/memoria

En mi caso al ser semi-torre el ordenador (el 90% de los ordenadores son así) la tarjeta va con el lado del procesador hacia abajo, lo que es muy poco eficiente en cuanto a eliminar el calor se refiere. Los fabricantes deberían poner la circuitería, al menos en las tarjetas AGP, al lado contrario.
Esta tarjeta trae 256 Mbytes de RAM distribuidas en 8 chips, 4 a cada lado de la tarjeta. Como se ve en la imagen he aprovechado el disipador de un viejo PII, le he cortado un poco por un lado con una sierra de hierro (vale un dremel o una rotaflex), y colocando un par de plásticos termoconductores (suelen venir junto a los transistores de potencia en televisores) encima de las memorias (para salvar la diferencia de altura de las memorias con el procesador) consigo enfriar también las 2 memorias que están encima del procesador con el mismo disipador, que lo he pegado con unas gotas de loctite (no admite errores).
El disipador sobresale por la parte de arriba 1,5 cms, superficie que nos servirá para trasladar parte del calor al disipador que pondremos al otro lado.


Imagen 3: Parte trasera de la tarjeta.

Antes de poner este otro disipador en la parte de atrás hay que buscar la manera de hacer contacto con el del otro lado, lo que se consigue fácilmente con un trozo de aluminio o disipador gordo en forma de escuadra (imagen 4).
Como se ve en la imagen 3 el disipador va pegado con loctite a las memorias de la parte de atrás. Utilizo loctite porque es muy líquido, se reparte muy bien de forma que el disipador tenga el máximo contacto, ya que el cianocrilato cristaliza y es mal conductor de calor; tenemos que procurar que no forme una capa entre el procesador y el disipador apretando bien mientras se seca (sin dañar los compentes).
He puesto un trozo de plástico para aislar otro pequeño disipador que irá pegado al grande negro, por el lado que he limpiado de pintura para mejorar el contacto y de esta forma la transmisión de calor.
En caso de que por lo voluminoso del disipador nos pegue con algún componente o nos haga contacto con algo, habrá que impedirlo, ya que podríamos provocar un cortocircuito y cargarnos la tarjeta.


Transmitiendo el calor del procesador al otro lado

Imagen 4: Transmisión de calor al disipador superior.
Para conseguirlo tenemos que poner un trozo de aluminio que haga buen contacto, aunque también puede ser de otros metales, el aluminio es ligero (aunque el cobre transmite mejor el calor, y no pesa mucho más).
Una vez pegado (si el pegamento es termo-conductor mucho mejor) tendremos la tarjeta lista para las primeras pruebas de calor.

También podemos partir un disipador pequeño en varios trozos para poner encima de las memorias, porque en caso de hacer overclocking éstas se pueden calentar bastante ;-).


Detalles finales


Para probar la efectividad lo mejor es poner un buen rato el programa 3DMark, en demo y repetición contínua con la tapa del ordenador abierta para comprobar su temperatura. Si el disipador te quema la mano entonces no es suficiente (se ha calculado mal la capacidad del disipador) y tendrás que añadir un ventilador encima del disipador del procesador ;-( o bien cambiar el trasero y poner uno más voluminoso. Por eso es conveniente no pegar del todo el trasero a la memoria, uniéndolo tan solo al delantero por si hay que romper la unión y poner uno más voluminoso. Tened en cuenta que el que va a eliminar más calor será el trasero porque el calor va hacia arriba y no tiene nada que frene la circulación del aire.


Mi chapucilla funciona perfectamente, la tarjeta se mantiene en unos razonables 35ºC en uso normal (navegación web, edición de texto, grabación de discos, bittorrent, etc). En caso de poner algún jueguecillo 3D no supera los 45ºC, lo que supone una temperatura del procesador de unos 50ºC, bastante saludable teniendo en cuenta que trabajo con frecuencias de overclocking.
Al menos las tarjetas de Nvidia tienen 2 frecuencias de trabajo para el procesador, una para 2D y más baja y otra para 3D que obtiene más rendimiento. Estas frecuencias se pueden cambiar instalando un pequeño archivo de registro.


Precauciones a tener en cuenta


El peso de la tarjeta gráfica puede multiplicarse por 10 al poner estos disipadores, habrá que tener cuidado al mover el ordenador una vez instalada, para que no se suelte/afloje de su sitio o incluso se rompa algún componente.
Es recomendable añadirle mejor sujección o soltar la tarjeta y llevarla bien protegida si el ordenador va a sufrir un traslado (en mi caso 5 chips soportan todo el peso, unos 250 gramos).


Escribo esto basado en mi experiencia y sin ánimo de hacer publicidad, sino tan sólo de compartir lo aprendido.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Puede dejar su comentario. Los comentarios descalificativos o sin relación ninguna con el tema tratado serán eliminados sin previo aviso. Antes de plantear una duda, asegúrate de que la respuesta no está en otra entrada del tema visitando la etiqueta que hay al final del artículo para verlos todos; muchas veces lo que planteas puede haber sido corregido o comentado en otra entrada posterior.