18 dic. 2007

Una poesía: Cuando las musas se ahogan

Seguro que más de una vez se te ha ido la inspiración; qué forma más bella de describirlo:

MUERTE DE UN POETA
Por Santiago (Rudo Poeta)

Yace bajo mi pluma
una sencilla cuartilla
un poema que se esfuma
bajo mi tinta amarilla.

Ya mis palabras no riman
por más que intento rimarlas
y es que me siento vacío
de sueños y de ilusiones,
por eso se siente frío
cuando acaban las pasiones.



y descubro sin querer
lo que no quiero que pase,
otro triste amanecer
sin escribir una frase.

Intento rimar sonetos
con afán desesperado,
se me atascan los cuartetos
me siento mal y acabado.

Miro el sol y las estrellas
queriendo encontrar mi musa
y aunque me parecen bellas,
mi mente sigue difusa.

Ahora el tiempo se marchita
en fragmentos incontables,
deshojo la margarita
en horas interminables.

Un silencio permanente,
ahora comprendo la muerte
del poeta y de su mente,
su cuerpo no esta inerte
y resulta incomprensible
ver que su pluma enmudece
de una forma irremediable.

¡¡un poeta ahora fallece!!

Enlace su página...

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Puede dejar su comentario. Los comentarios descalificativos o sin relación ninguna con el tema tratado serán eliminados sin previo aviso. Antes de plantear una duda, asegúrate de que la respuesta no está en otra entrada del tema visitando la etiqueta que hay al final del artículo para verlos todos; muchas veces lo que planteas puede haber sido corregido o comentado en otra entrada posterior.